Bienvenid@ al Blog



jueves, 17 de febrero de 2011

He visto volar las grullas. Extremadura I


Fin de semana pasado: necesito cambiar de aires, al fin y al cabo los pájaros de aquí pueden esperar. El final de la estancia para las grullas de Extremadura esta cercano y siento la necesidad de contemplar sus siluetas recortadas en el cielo, robarles unas cuantas imagenes ,empaparme de otras sensaciones e impresionar con ellas la retina. Asi que abro un parentesis en la rutina y me pongo en marcha , . . . objetivo: ver volar a las grullas.


Nos dirigimos directamente al lugar que habiamos elegido, anochecia, al poco rato de entrar en la zona donde son habituales concentraciones importantes de estas aves empezaron a verse bandos surcar el cielo hacia los dormideros. Después de un viaje largo la hora de dormir también llega para nosotros. . . los otros viajeros .


Por la mañana encontramos las primeras grullas por los campos próximos a nuestro dormidero ,en las tierras de rastrojos del maíz. En estas fechas parece que se acercan menos a las dehesas, las bellotas escasean, se acerca el tiempo de preparación para ir desplazandose poco apoco hacia el Norte.
Nos comentaba un ornitólogo de la zona, que este año ya se habían detectado desplazamientos de las aves de mas al Sur de la zona de Doñana hacia Extremadura, la temperatura mas suave de estos días parece que esta adelantando el reloj biológico de las grullas.


A media mañana empieza a cambiar el tiempo, un gris plomizo embarga el cielo, pero seguimos viendo muchas, muchas. . . . pero que muchas grullas por los arrozales.




Símbolo de la paz y de la salud en Oriente, estas aves infunden en el que las contempla esa misteriosa sensación de fuerza, de libertad . . . . de supervivencia , tan necesaria en tantos y tantos momentos de su agitada existencia, . . . . y también de la nuestra.
Al medio día comienza a llover, habrá que que dejarlo para otro año, en que lo volveremos a intentar de nuevo, pero nos vamos con la sensación de plenitud que da el haber logrado el objetivo pretendido . . . . contemplar su majestuoso vuelo y escuchar sus ruidosos trompeteos.

9 comentarios:

  1. Hola Esteban, enhorabuena por tan estupendas fotos, espero que el cambio de aires te sentara bien. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Rafa como bien sabes,a los espiritus inquietos estos cambios siempre nos sientan bien.Un saludu

    ResponderEliminar
  3. Bufffff!!!....Sin palabras me has dejao,impresionantes fotos.Creo que has cumplido con creces tu objetivo,enhorabuena por estas fotazas.
    Un saludu.

    ResponderEliminar
  4. Esteban un magnífico relato, que entendemos muy bien por haberlo vivido. Acompañado de unas fotos muy buenas. Felicidades.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Xurde las fotos son de "aqui te pillo a qui te mato",eso si el objetivo emocional se ha cumplido.Un saludu

    ResponderEliminar
  6. Wili se que lo has vivido muchas veces, por eso me satisface doblemente el compartirlo con gente que como vosotros disfrutais de estos momentos.De ahí el motivo de la existencia de este blog.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Preciosas la fotos, llenas de plasticidad y con ese toque tan elegante que tienen estas hermosas aves. Enhorabuena.

    Saludos,

    Lourdes y Jesús

    ResponderEliminar
  8. Gracias por vuestros comentarios Lourdes y Jesús,realmente contenplar sus vuelos transportan la imaginación a lugares remotos.

    ResponderEliminar
  9. que pasada de fotos fantasticas
    saludos compi

    ResponderEliminar

directorio de blogs de naturaleza